1 de mayo

¡Feliz día del trabajador!

A todos aquellos que se dejan los cuernos día a día para ganarse el pan, a los que disfrutan de su trabajo, a los que luchan por crear un mundo mejor, a los que nos inspiran cada día, a los que poco a poco mueven el mundo, a los que son ejemplo de perseverancia, a los que estudian, a los que estudian y trabajan, a los que nunca se cansan de aprender.

A todos aquellos, hoy: feliz día.

32 velas

¡Feliz lunes!

Hoy vengo con una entrada un poco extraña pero que tenía muchas ganas de sacar fuera. El viernes fue mi cumpleaños y todavía tengo algo de resaca sentimental. No me malinterpreten, me gusta cumplir años, siempre me ha gustado. Y la verdad que echando la vista atrás se me dibuja una sonrisa en la boca. Y si pudiera volver atrás en el tiempo y tener una conversación conmigo misma, esto sería lo que le diría:

“Querida mía,

Déjame empezar diciéndote que eres absolutamente maravillosa. Papá y mamá se habrán cansado de decírtelo y a ti no te habrá servido de nada, pero hazles caso. Está bien como eres, perfecta, al igual que el resto de tus compañeros. Todos tienen ese algo que los hace maravillosamente únicos y tienes que aprender a quererlos con sus bondades y sus algún que otro defecto.

Pero para querer a los demás, tienes que empezar por ti misma. Y para eso te voy a decir algo: No tengas miedo; o bueno, tenlo, pero lucha para que no te venza y plántale cara. Nunca seremos guerreras de primera línea que alcen la voz, pero con que te aferres a la tuya interior, tendrás un norte que seguir y estoy convencida de que no estarás desencaminada. Seguramente me dirás que no sabes muy bien lo que quieres, pero tienes muy claro qué es lo que no quieres. Y eso, amiga mía, es un arma tan poderosa como cualquier otra, créeme y créetelo.

A estas alturas de la vida Papá se habrá cansado de decirte que el mundo es una selva y que tienes que disfrutar mientras todavía estás en la jaula al abrigo de la familia. Y no está mal, disfruta, pero te diré algo: la selva de la que hablaba Papá es muy relativa. Vive tan intensamente como puedas (sé que lo harás), no dejes que nadie apague la pasión que llevas dentro y no dejes de sonreír como has hecho hasta ahora. Verás que así la selva es mucho más llevadera.

Descubrirás con el tiempo que eres mucho más fuerte y valiente de lo que pensabas. Y no te voy a hacer mucho spoiler, pero encontrarás a alguien especial que te lo haga ver. Huye de quienes te hagan creer todo lo contrario (fus fus lagarto). Y descubrirás por esto mismo que te pareces mucho a Mamá. Descubrirás en ella una persona nueva en la que querer mirarte, así que por favor, escúchala más a menudo y sobre todo no dudes en pedirle consejo.

Escúchala a ella y a todo aquél que tenga una visión de la vida distinta, parecida o igual que la tuya y escúchales con el corazón abierto porque será una manera maravillosa de crecer y aprender valiosas lecciones. Cuesta, sí, pero es enriquecedor. Igual que costará aprender de las cosas no tan buenas. Alguna habrá de venir, no te voy a mentir. Pero si decides convertirlas en lecciones de vida, llegará un día en que puedas echar la vista atrás y sonreír.

Así que por favor, sé fiel a ti misma, que el qué dirán no te impida hacer lo que quieras y no tengas miedo. O lo que te dije, tenlo, échale cara y sal vencedora.

Te espero a la vuelta de los 32 ;)”

Supongo que todos en algún momento necesitamos ser cariñosos con nosotros mismos, perdonarnos viejos errores y aprender a tener una relación más sana con uno mismo. Creo que para mí este era el momento de hacerlo.

Espero que me perdonéis la ño-ño entrada y que tengáis muy buen lunes 🙂

Viaje a casa

¿Qué tal ha ido la Semana Santa? ¿Eres de los que ha podido disfrutar de unos días libres? Yo he aprovechado para irme unos días a casa con Sr. Padre, Madre, Hermano y resto de la familia. Llevaba planeando este viaje desde enero, así que tenía unas ganas locas de que llegara este mini descanso (aunque la vuelta al curro está siendo algo dura ^^.)

Cuando planeo un viaje a casa, siempre suelo comenzar unos meses antes buscando los billetes de avión, generalmente, cuanto antes, mejor por eso de ahorrarme unos eurillos. Suelo dedicarle bastante tiempo, porque si como yo vives lejos de un aeropuerto muy transitado, encontrar un horario/precio asequible puede suponer un “tetris” y dolor de cabeza considerables.

El 99% de las veces uso Skyscanner. No conozco a nadie que no lo use, pero si todavía no te haces a él o, mejor aún, tienes total libertad para coger los días cuando quieras, te recomiendo el megatutorial que se curró Antonio G de Inteligencia Viajera.

Como casi siempre me toca coger un bus después, soy fiel a Alsa. El año pasado me registré en un su programa de fidelidad, CLUB Busplus, que recomiendo muy mucho ya que te exime de pagar costes de emisión, anulación o cambiar billetes sin coste adicional hasta 2 horas antes de la salida y aprovecharte de algunas promos.

El resto del planning lo suelo ir registrando en mi Bullet Journal, ¡cómo no! Dejo una página reservada para todas las cosas que quiero hacer en esos días. Suelo ir esbozando los planes a lápiz para borrar fácilmente, o apuntarlos en memo pads de colores que se puedan cambiar de sitio fácilmente, ya que siempre suelen haber imprevistos o gente a la que quiero ver y que no sabe qué hará de hoy a tres meses vista (sí, planeo con mucha antelación mis quedadas, como buena española en proceso de alemanización).

Y por aquí, ¿alguien experto en planificación de viajes que me de algún truquito? 😀
¿Cómo preparais vuestros viajes?

Lamy Al-Star

¡Lunes!

Lunes previo a Semana Santa, o lo que es lo mismo: unos días de descanso, de quizás viajar a nuevos sitios, de viajar a casa, de estar con la familia. O quizás de quedarse en casa, al calor del hogar, poniendo muestros BuJos al día o deleitándonos un rato con la escritura.

Y es que de escritura hoy va la cosa. En concreto de la escritura con plumas estilográficas. Quizás uno de los mayores placeres que nos aporta el Bullet Journal es poder reencontrarnos con el arte de escribir, o por lo menos a mí me parece que tiene algo de mágico. Y si somos capaces de encontrar un cuadernos y un boli con los que nos sintamos a gusto, ya es la repera.

Para mí, la escritura con pluma estilográfica tiene algún punto de romanticismo. Es como si tuviera que ponerle el doble de atención y cariñó a todo. Tenía ganas de pecar comprándome una y cuando empecé a interesarme en general en eso de “escribir bonito”, la marca Lamy estaba detrás de cada esquina.

Hace dos meses, Sr. Novio tomó las riendas y me regaló una Lamy Al-Star color granate que no puede ser más bonita ni tenerme más enamorada. Es una pluma de gama más bien baja, para principiantes. No estaba segura de si me habituaría de nuevo a la escritura con pluma, por lo que no quería iniciarme en ua pluma muy pro, gastarme una pasta, y que luego se quedara en un rincón.

Como os digo, el color me enamoró pero lo que no me gustó tanto es el plumín con el que venía: tamaño M. Es un tamaño intermedio pero a mí me da la sensación de que deposita mucha tinta y la fricción en el papel no es la que más agradable me resulta. Además, el cuaderno que estoy utilizando ahora mismo no es de mucho gramaje por lo que la tinta traspasa y tengo una sensación de suciedad y borrón que no me gusta nada.

La ventaja de la marca Lamy es que puedes intercambiar los plumines fácilmente. Así que en mi lista de deseos ya estaba apuntada desde hacía unos cuantos días. El caso es que haciendo recados a principio de semana, que nada tenían que ver, el stand de Lamy me miraba en la distancia y acabé cogiendo el plumín F, que sería el inmediatamente más pequeño, y a mitad de precio de lo que había visto en la web, win-win! Sólo llevo unos días experimentando, pero de momento no puedo estar más contenta con el resultado.

Punta_M_F

Otro pro es el grip o boquilla. Mira que he utilizado muchos bolis pilot que vienen con una parte de goma especial para el agarre y siempre he acabado cogiendo el boli más abajo dejando mandando la goma a tomar pol saco, pero el diseño de la boquilla es perfecto y me resulta más cómodo de lo que esperaba.

Por último, otra ventaja importante y a tener en cuenta es que este tipo de pluma es compatible con conversores, es decir, cartuchos de tinta que se pueden rellenar con la tinta a elegir. No era un requisito indispensable, pero me veo dentro de nada escribiendo en colores muy, muy bonitos ¡y eso es genial!

En resumen: me he alegrado mucho con la decisión. Al principio pensé que hacerme con una pluma sería un poco postureo porque no quiero hacer caligrafía bonita ni decoro mis cuadernos. Pero como comentaba al principio, escribir con pluma tiene cierto toque romántico que hace que escribir se eleve a otro nivel. Por otra parte, me gustaría tener una herramienta de escritura que pueda utilizar muchos años por delante, y creo que he encontrado una buena compañera.

¿Alguien más con una Lamy en la sala? Estaría encantada de que me comentáseis.

Hasta entonces ¡feliz día!

Random inspo

¡Lunes!

Y este primer lunes de mes arranca con random inspo. Pero éste es un poco más especial porque Abril es el mes de mi cumple, así que esto puede que sea más parecido a una “whislist” que otra cosa (Sr. Novio, si andas por aquí… ejem… ya sabes).

-Hace no mucho descubrí a Esther Gili y tuve un flechazo absoluto. En concreto, “La invitada” (podéis encontrarla aquí) me cautivó. En serio. Amor total

-Tenía tant ansia viva con esta ilustración que hace 15 días contacté con la tienda online Cheer up para interesarme por la lámina y su política de envíos. Recomendación 100%: atención súper rápida y chachi chachi, como la mayoría de los artículos que tienen a la venta.

Spolier: Sólo quedaban dos unidades de la lámina en cuestión y no me quise arriesgar a quedarme sin ella. Es mía y está en mi haber y no puedo ser más feliz que una perdiz 😀

-He empezado ya la búsqueda de un nuevo cuaderno para mi Bullet Journal y creo que he encontrado el adecuado: Moleskine soft cover. A finales del año pasado utilizé los cahiers y el tamaño es el perfecto para mí, pero tenía ganas de probar hojas punteadas, aunque todavía tengo que decidirme… Ahora mismo utilizo un cuaderno de Tiger (regalo especial) cortado a mano con hojas cuadriculadas y me va a dar penita decirle adiós.

-Hace unas semanas me sorprendieron con una Lamy Al-Star en color granate pre-cio-sa. Tengo ganas de hablar más sobre ella. Pero antes, me gustaría hacerme con un plumín distinto para poder comparar. El que venía por defecto es el tamaño M y me gustaría probar un tamaño más fino, el F.

-Sigo a vueltas con darle algún toque más a la casa. Y ahora que he vuelto a retomar viejos hábitos ganchilleros, este proyecto de Sandra, de Yellow Knit me parece super chulo y facilísimo de hacer en una de esas tardes tontas sentadas viendo la tele.

La verdad es que poco más puedo pedir. Con seguir disfrutando de este mes, como lo llevo haciendo desde la llegada de la primavera, me basta y me sobra.

¡Feliz día!

El arte de mirar bajo diferentes prismas

La entrada de hoy lleva tiempo dándome vueltas en la cabeza y a pesar de que estaba segura de que quería hablar de este tema, no sabía muy bien cómo abordarlo. No voy a descubriros la pólvora ni mucho menos pero sí me gustaría contar un poco mi experiencia. (Spoiler: va post larguillo).

Digamos que toda la vida he sido muy de ideas fijas y bastante cuadriculada, lo cual no ha sido incompatible con dar algún viraje a mi trayectoria profesional. Pero a grandes rasgos digamos que siempre me he centrado en un punto en concreto de mi trabajo y siempre he seguido esa línea aprendiendo cosas relacionadas.

Pero desde hace unos años, el término “multidisciplinar” se ha venido imponiendo en los dogmas y recomendaciones a futuros estudiantes. Ya no basta con saber mucho de A o B. Hay que saber un poquito de A, B, C y D para poder mirar las cosas desde distintos ángulos pero también para integrarlo todo y tener una visión más real de la vida.

Este aspecto se ha llevado un paso más allá, al punto de adquirir como locos eso que en los CVs está tan de moda: non-job related skillls. Hablamos de habilidades que van más allá de las competencias profesionales y que tienen que ver desde la inteligencia emocional hasta practicas deportes en equipo o tener hobbies relacionados con las artes.

En este punto es donde yo me he encontrado con que estaba estableciendo una relación insana con todo aquello a lo que me dedicaba en mi tiempo de ocio. Y es que han llegado a desestimar mi candidatura a ciertos puestos de trabajo por no tener conocimientos de fotografía (cuando me dedico a la ciencia y aparentemente no tiene nada que ver lo uno con lo otro… pero sí lo tiene, luego me di cuenta).

En este contexto de competitividad feroz, comencé a interesarme por diversas actividades: desde la fotografía (obvio) hasta la programación pasando por la pintura, la música y el nordic walking… Y siempre cometiendo el mismo error: no disfrutar de ninguna de ellas, pensando en todas ellas como un fin y no como un medio. Acababa los días extasiada con todo lo que “tenía que hacer”.

He tenido que ser consciente, después de tiempo, de que estaba metida en una rutina que no me estaba dejando disfrutar ni ver qué es lo que realmente me hace disfrutar. Finalmente, hace un par de años y guiada por mi intuición, volví a aquellas cosas con las que disfrutaba de más pequeña: el punto, la escritura, lo analógico… Y en estas estoy: disfrutando, experimentando, practicando, aprendiendo y aplicando todo lo aprendido a otras áreas de la vida.

Dicho todo esto quiero concluir con que no cerremos la puerta a expresarnos en otras áreas de la vida, como pueden ser la escritura, la pintura, el deporte… cualquier otra disciplina que no sea la relacionada con las actividades profesionales rutinarias, siempre y cuando seamos capaces de poder disfrutar de ello. Creo firmemente que si sabemos dedicarles el tiempo e ilusión suficientes, son una magnífica medicina para crecer tanto personal como profesionalmente.

Puede que el día de mañana me quiten un puesto de trabajo por no saber hacer el pino puente, quién sabe. Pero por el momento sólo puedo hablar maravillas de todas aquellas cosas a las que dedico mi tiempo libre, que tantas alegrías me han aportado y que tanta paz mental me dan para luego sumergirme en jornadas a veces maratonianas y mirar las cosas desde puntos de vista diferentes en busca de soluciones.

Y hasta aquí, mi reflexión de este lunes un tanto raro al que todavía le estoy echando en falta la hora que nos robaron el domingo 😉

¡Feliz lunes!

La evolucion

La evolución es.cha.chi. Punto pelota. Aquí os suelto de sopetón mi opinión casi sin admitir discusiones. Y es que si no hubiera sido por ella, ni tú ni yo hoy estaríamos aquí compartiendo un ratito a través de la pantalla. Podemos resistirnos todo lo que queramos a los cambios. Pero créeme, ellos seguirán su camino. Con o sin ti.

Evolucionar es precisamente lo que he estado haciendo con mi bullet journal las últimas semanas. Ya había adelantado el cambio a vista diaria por horas. Al principio fue un poco caos porque quise rellenar todas las horas del día hasta acabar extasiada.

Creo que por terquedad seguí con este tipo de organización y este es el resultado de las últimas semanas:

1_2_marzo3_7_marzo_Fotor8_10_marzo_Fotor

A parte de lo bonito que pueda o no quedar (a mí personalmente es como más me gusta hasta ahora), me quedo con todas las enseñanzas que me va aportando el Bulle Journal, que son un poco resumen de lo que llevo ya explicado:

-El tener horas por delante no es sinónimo de estar ocupándolas todas. Es bueno darse un respiro o simplemente reservarse un ratito para no hacer nada.

-Las rutinas me son muy necesarias. Me ayudan a ahorrar tiempo y me permiten planificar mejor y ahorrar en “fuerza de voluntad” en momentos de mucho trabajo.
¿Cómo incorporar rutinas nuevas? Este es un tema que voy a explorar a fondo porque tengo pendiente incorporar más ejercicio a mis semanas (ais, el ejercicio…).

-El peso de la semana se va acumulando y a finales de semana no soy capaz de hacer tanto como hago los lunes. Y no lo digo yo sola, Sara, de Estudio Avellana, que sabe más de estas cosas lo cuenta en este post.

¿Alguien mas por aqui fan de la vista diaria por horas en BuJo? Me encantaria conocer opiniones sobre este tipo de vista y cualquier otra sugerencia 🙂

¡Feliz lunes!