Parar para coger impulso

Se termina Febrero, un mes que prácticamente no he visto delante. Enfrascada en un proyecto que me tiene loca (y que pertenece a uno de mis objetivos del 2017) me he subido a una espiral de horarios interminables y de locos, ¿y para qué? Para que la semana pasada terminara con unas ojeras a ras del suelo y un dolor de espalda descomunal (que aún me persigue).

A mediados de mes, a raíz de un post de Estudio Avellana al que llegué por casualidad,  quise probar a organizarme los días por horas con la intención de ver si podía llegar a todo. Pero acabé cayendo en los errores de principiante: planear días totalmente irreales (¡ni siquiera había contemplado horarios para las comidas!) y establecer objetivos totalmente fuera de mi alcance.

befunkyphoto_1

 

Que no cumpliera lo que me proponía me causó una sensación de frustración tal que no facilitó poder pensar con claridad para salir de la espiral de autodestrucción. ¿Alguna vez te has sentido así? Pues te aconsejo lo que ya sabrás: para. De verdad, para y date un respiro. Yo tuve que hacerlo y me salud mental por fin está más que recobrada. Al principio me sentí culpable por no hacer lo que debería estar haciendo para avanzar con mi objetivo, pero ¿por qué no nos sentimos culpables de no cuidar nuestra salud?

Gracias a este pequeño respiro y a examinar un poco cómo han sido los días, sobre todo cómo de diferentes han sido en realidad respecto al plan sobre el papel, me he dado cuenta de lo siguiente:

-Ser flexible es clave (ya lo decía yo aquí). En esas tareas que no sabes si te van a llevar mucho o poco, dar un margen de tiempo extra ayuda. Porque sobrevaloramos la cantidad de cosas que podríamos hacer en un día pero no somos conscientes de que nuestra energía va decayendo y no siempre estamos al 100% de 8 am a 8 pm.

-No cargar los días en exceso. Lo mismo que te acabo de decir, no podemos estar a tope las 24 horas del día. Y por esa misma razón (unida a los benditos y necesarios descansos que debes tener en cuenta), si decides trabajar 10 horas todos los días, dedicarle 2 horas extra a ESE proyecto, hacer ejercicio, llevar una casa y una familia, es bastante probable no que no llegues a uno de los objetivos, sino que no llegues a ninguno. ¿Y recuerdas la espiral de autodestrucción que mencioné hace un momento? Es posible que te metas en ella.

-Establece objetivos medibles. Te pongo un ejemplo: tengo que entregar un informe a mediados de Marzo y en mis horarios, esta tarea aparecía descrita como “Escribir informe”. Mi mente inmediatamente se abrumaba porque le parecía algo muy grande que abarcar. Pero cuando lo cambias por “escribir 500 palabras hablando de la importancia de los bosques de coníferas en los programas de reforestación” la cosa cambia ¿no? Lo cual me lleva a:

-Procura no desviarte. Me pasa mucho que a medias de un informe empiezo a pensar “¿y si con este gráfico puedo ilustrar mejor mis resultados?” y me paso media hora haciendo lo que podría ser mi tarea, pero en realidad no lo es. Si he dicho escribir sobre el tema “X” es escribir, no hacer gráficos.

befunkyphoto_02
Falta por mejorar. Pero mis días se van pareciendo más a esto.

Esto es lo que a mí me va funcionando y me está ayudando a ser más efectiva en mi trabajo y en mi vida diaria. Pero no soy ninguna coach de la organización, por lo que me encantaría conocer más opiniones/sugerencias al respecto 🙂

¡Feliz martes!

Anuncios

5 thoughts on “Parar para coger impulso

  1. ¡Cuánta razón! La tendencia a planificar días completamente irreales, la tenemos todas, jajaja. Eso me pasó especialmente cuando me pasé a una vista semanal con horas en cada día. Mi idea fue “tengo que llenar todas las horas haciendo cosas”, pero claro, no te das cuenta de que casi todo lleva más tiempo hacerlo del que tú crees y que además es imposible estar todo el día sin para un instante. No es bueno ni sano, y acabas por ser menos productivo.

    A veces me pregunto qué pensará quien vea mis semanas cuando las publico en IG. Seguro que creen que no hago apenas cosas en el día, pero no es lo mismo leerlas que tomarse el tiempo para hacerlas 😉

    Me gusta

    1. Una más de los horarios irreales U.U
      A mi me funciona lo digital por aquello de prever los hábitos que en papel tiendo a olvidar y en digital se “autogeneran” ya sé que esas horas no estan disponibles para llenar indiscriminadamente… mi próximo reto es trabajar por objetivos cada día, objetivos realistas, llevo años intentándolo y no consigo parar cuando acabo “antes de tiempo” un día…

      Me gusta

      1. Eso sí que es cierto. No hace mucho me encontré en la tesitura de que “trabajaba en mi tiempo libre para luego tener más tiempo libre”. Y desde luego que no es la solución. Ahora estoy procurando marcarme una hora de fin de jornada y hasta entonces, estar centrada en lo que tengo que hacer para después cambiar de tarea (o ponerme a rascarme la barriguita) sin cargos de conciencia 🙂

        Le gusta a 1 persona

    2. Uf, ¡conozco esa sensación de rellenar todas las horas del día! Ahora que soy capaz de planear con cabeza me está ayudando a ser más efectiva en mi trabajo y a rastrear posibles horarios/tareas en las que no lo soy tanto para poder mejorar.
      Tus weekly fotos me gustan un montón por cierto. Y si a ti es el método que te va mejor, ¡bienvenido sea!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s