¿Escribir a mano es una pérdida de tiempo?

En la era digital, donde tenemos toda la información al alcance de un clic y podemos procesar y manejar nuestra propia información de forma fácil y sencilla a golpe de app, la escritura manual en ocasiones se antojan arcaicos y sin sentido.

Una situación muy parecida vivía hace poco con un buen amigo, quien se sorprendía de todo el tiempo que podía requerir el anotar a mano mis tareas, cumpleaños o cualquier otro evento en el calendario. Para mí ha dejado de ser una pérdida de tiempo o un sobreesfuerzo.

La escritura a mano para mí es algo que me ha acompañado toda la vida y no se trata sólo una moda pasajera. No me cansaré de insistir en el poder terapéutico que tiene el simple hecho  de deslizar la pluma o bolígrafo sobre el papel. Y no lo digo yo sola, lo dice la ciencia.

El propio creador del sistema bullet journal, Ryder Carroll, hace hincapié en las ventajas que conlleva vaciar tu cabeza de todas esas pequeñas cosas que te rondan por la cabeza dejándolas anotadas y así liberar espacio mental para poder estar centrado en las tareas que necesitas llevar a cabo.

Vale, pero eso lo podemos hacer en OneNote, EverNote, o cualquier otra herramienta electrónica, ¿no? Bueno, comencemos a investigar un poco más. En este estudio se ha demostrado que a medida que aumentamos nuestra destreza a la hora de escribir a mano, dejamos más espacio libre en nuestra memoria de trabajo. ¿Que qué demonios es eso de la memoria de trabajo? ¿Te das cuenta cuando te estrujas el cerebro para traer a tu mente toda esa cantidad de información almacenada que en un primer momento te parece un peregrullo? Pues eso mismo, es a quien recurrimos cada vez que tenemos que traer a nuestra mente informaciones almacenadas. ¿Qué conlleva entonces más espacio libre? Pues como una autopista: cuanto menos tráfico, mayor fluidez; cuanto menos sobrecarga de la memoria de trabajo, mayor facilidad para acceder a toda esa información de manera mucho más sencilla.

En este otro estudio , llevado a cabo en niños de 3 a 5 años, se comprobó que éstos eran capaces de reconocer las letras cuando trataron de aprenderlas a base de escribirlas en vez de teclearlas. No así, este otro estudio pone de manifiesto que éste mismo acto de aprender las letras a base de escribirlas, ayudó a que los niños aprendiesen antes y mejor a leer. ¿Por qué? Se comprobó que el hecho de trazar las letras hacía que se activasen circuitos neuronales y zonas cerebrales diferentes relacionadas con los procesos de lectura.

Vamos, que el hecho de escribir no sólo nos libera espacio en nuestra memoria de trabajo si no que parece ser nos ayuda a fijar conocimientos. Y no os lo digo yo atando cabos, no. Lo dicen los autores de este estudio quienes trataban de dar respuesta si el tomar notas a mano sigue siendo una buena práctica o no.

Así que ya sabéis, dadle a la pluma o al boli, vuestro cerebro os lo agradecerá 😉
Y si os interesan estas mini pildorillas de ciencia, no dudéis en dejármelo en comentarios y estaré encantada de traeros más post de este estilo.

Anuncios

Random Inspo Septiembre

Como todos los meses, me gusta hacer un pequeño resumen de las cosas que tengo por la cabeza. Sin embargo, mi “random” inspo de este mes lo escribo con más mimo que otras veces, pues quisiera homenajear de alguna manera a un equipo maravilloso de personas que hicieron que disfrutásemos de un día inolvidable. Y si no sabes de qué te estoy hablando, tienes una pista aquí 😉

El equipo de Manuel Mon Estilistas siempre me ha tratado de maravilla. No me acuerdo ni de cuántos años llevo siendo clienta de ellos, y siempre han sabido aconsejarme acorde con mi personalidad dando en el clavo. Era indudable que el día de mi boda también me pondría en sus manos. Y eso sólo significó una cosa: éxito total. Y aviso a navegantes: una novia de pelo corto MOLA.

Y una novia con los labios color burdeos, también es bien. Y así los llevé yo gracias a María Montes que supo entender a la primera el tipo de maquillaje al que estoy acostumbrada y adaptándolo perfectamente a la ocasión.

Como recuerdo imborrable, nos llevamos el trabajo impecable de Víctor Lafuente y La Casa Junto al Mar detrás de las cámaras. En serio, pura magia. Os recomiendo que echéis un vistazo a sus IG porque tienen auténticas obras de arte. Y ellos son puro amor.

Como el amor que le puso el equipo de Flores Beatriz a mi ramo de novia y toda la decoración floral. Me reuní con ella una sola vez para explicarle qué era lo que tenía en mente -que tan solo eran algunas pinceladas porque no tenía las cosas muy claras- y cuando lo vi todo… Mejor de todo lo que hubiera podido imaginar.

Para la organización del evento, y sobre todo para este toque maestro en los pequeños detalles que marcan la diferencia, nos pusimos en manos de alguien MUY especial: Beatriz Alonso Palacio. Fuimos sus conejillos de indias primeros clientes en el mundo del wedding planner y me siento muy orgullosa de ver cómo, a partir de aquí, nace un nuevo proyecto del que tengo claro que han de venir muchos éxitos. Prometo dejaros más señas cuando Bea tenga su web e IG listos para que podáis morir de amor con su trabajo.

No puedo dejarme a Mercedes, de MS Livin, que decoró el salón más bonito que os podáis imaginar donde disfrutamos de una comida de 10 de mano de Deloya Gastronomía y que culminamos a base de bailoteo hasta las 6 de la mañana gracias a Siapro.

Pero sobre todo, sobre todo, ¡sobre todo! no puedo dejar de pensar que si no hubiese sido por nuestra familia y amigos, que lo dieron todo, nada de todo eso hubiera sido posible ♥

Espero que con este random también pueda daros alguna idea a posibles novias futuras, o si sabéis de alguna, no dudéis en compartir 😉

 

 

Nuevo cuaderno

Este verano, Sr. Hermano estuvo de viaje y quiso traerle a su hermana del alma (♥) un regalo como recuerdo. Y como me conoce bien y sabe que le tengo cierto repelús a los típicos souvenirs, no pudo estar más acertado comprándome un cuaderno chachi chachi.

Cuaderno nuevo
Win-win, el cuaderno resultó ser perfecto para mi Waseldori

Coincide que el recambio que estaba utilizando hasta ahora tenía los días contados y con lo que yo valoro la carga sentimental, no me lo pensé ni dos veces: iba a utilizar el nuevo, cortesía de Sr. Hermano. Sólo había un pequeño “pero”, las páginas no estaban en blanco.

Apariencia
Las dos páginas estarían destinadas a las tareas de cada día. Dividida la parte izquierda en varios apartados con tareas para rellenar y la derecha, libre para tomar anotaciones.

Como no estaba dispuesta a que esto me parase, decidí utilizar este contratiempo como un reto para despertar mi creatividad e ir probando formas en las que ir adaptando cada espacio a mi estilo de Bullet Journal. Y dicho sea de paso, decorarlo un poco más de la cuenta, que siempre alegra la vista, con la premisa de hacerlo sólo si es por diversión. Hasta ahora, esta es la forma en la que lo estoy utilizando, que espero que a alguien le pueda servir de inspiración:

P1000002
Portada
Calendario_anual
Calendario Anual, siguiendo como de costumbre el método de Alastair. La hoja de la izquierda decidí cubrirla con un folio en blanco.
Septiembre
Portada del mes de septiembre, cuando comencé el cuaderno.
BeFunkyPhoto_2
Vista diaria. De momento estoy utilizando la parte izquierda como diario o aprovechando las tareas que mencionan o para pegar algún memo pad/pegatina/recorte que me guste. La parte derecha, la reservo para las tareas que vayan surgiendo en el día.

Y vosotros, ¿utilizais también los cuadernos, aunque no estén en blanco, ajustandolos a vuestras necesidades?

Pequeño balance

Como ya comentaba la semana pasada, la vuelta al cole significa un pequeño nuevo comienzo y muchas veces me planteo hacer un pequeño balance por estas fechas. Este año quizás se me hace más necesario porque justo el día 25 hizo tres años que aterricé donde estoy ahora para hacer la entrevista de trabajo responsable de que mi vida diera un giro de 180 grados. Y si quiero rizar el rizo, hoy es el aniversario con Sr. Novio, quien ha recorrido junto a mí, y yo junto a él, gran parte de este recorrido.

Sé que no soy ni la primera ni la última persona que haya dejado su país, familia y amigos atrás en busca de, en mi caso, un futuro laboral. Pero para mí este paso nunca entró en mis planes. Y salir de mi zona de confort ha sido maravilloso. No puedo estar más agradecida  por haber tomado la decisión de hacerlo.

He tenido la suerte de estar en un equipo con el que es un placer trabajar y seguir aprendiendo cada día. He podido llamar hogar a una ciudad que no conocía de nada y he conocido amigos que me han abierto la mente a un mundo de matices infinitos. He superado miedos y estoy deseando enfrentarme a otros muchos.

En definitiva, no me arrepiento de todas las decisiones que he tomado hasta llegar donde estoy. Seguiré dando pasos en un camino incierto de alguna manera, pero he aprendido que no se me da del todo mal eso de ir improvisando. Así que para este nuevo curso y esta nueva etapa que comienza, pienso seguir haciendo lo que más me gusta: llenar mis años de vida.

Si alguien más por aquí ha tenido también que dar un cambio drástico a sus planes de vida, me encantaría conocerlo y saber cuál ha sido su experiencia. Hasta entonces, ¡¡feliz último día de Agosto!! 🙂